sábado, 23 de junio de 2012

Puños de acero, corazón de oro…




Así eran los héroes antiguos, los de los Western; aquellos hombres fuertes pero también comprometidos, firmes en sus convicciones y completamente desfasados ahora…

Hoy día hay protagonistas de todo tipo y condición, pero no nos engañemos: el bueno de siempre está pasado de moda. Porque lo que se lleva son los tipos malos malotes con pocos principios, y esto de los caballeros ha quedado demodé, totalmente desfasado en estos tiempos en que lo que está de moda es el triunfador y el jeta, y que cuanto menos esfuerzo y trabajo lleve detrás mucho mejor…


Así aunque las convicciones de estos hombres entregados a la causa fueran totalmente idiotas, no importaba, lo que de verdad les guiaba era que ellos estaban totalmente entregados al fin que perseguían, para conseguirlo, además se pegaban con todo el que se les pusiera por delante (eso sí, peleas de pacotilla en que los puñetazos eran fuertes, y exagerados), y que siempre había una chica guapa alrededor, para dar más emoción al asunto y por si se quedaban sin motivos para una buena bronca.





Y además eran duros de pelar: desde Charles Bronson, a Clint Eastwood, pasando por el vaquero por excelencia: John Wayne: con el ceño fruncido, y la pistola a mano, por lo que pudiera pasar y  sin perdón-claro: ya lo digo: héroes en vías de extinción…


El hierro forjado parece ser una parte de la aleación con la que estos hombres han sido esculpidos  que no rechazaban bajo ninguna circunstancia un asunto de los que olía a aventura y a riesgo y que les podía llevar hasta las situaciones más violentas sin despeinarse y todo envuelto de una moral y unos principios arraigados y personalísimos. Aun así una tiene la sensación de que ya no se fabrican los tipos así: duros por fuera pero blanditos por dentro (atención al matiz, no confundir con blandos por fuera que esos no interesan) Hombres apasionados y de verdad de la buena, que con un objetivo a la vista (aunque fuera en el lejano horizonte) ponían todo de su parte para llegar a él.


Deportistas, atractivos y atrayentes resulta difícil apartar los ojos de la pantalla cuando alguno de ellos aparece, y es que hay actores que nunca pasaran de moda y sin los cuales no podríamos entender nuestra infancia o nuestra vida entera...


Interesantes las vidas personales de dos de los actores que nos ocupan, enamoradizos, valientes y con un reguero de hijos que podría repoblar un pequeño país. Eastwood además ha rodado varias películas con sus vástagos, pero aquí lo cuentan mucho mejor http://es.wikipedia.org/wiki/Clint_Eastwood . De la vida de Wayne  http://es.wikipedia.org/wiki/John_Wayne me van a tener que hacer un croquis, no me he enterado de la mitad, lo que sí tengo claro es que se parece bastante a una telenovela…Estrellones en estado puro.

Un beso. Lola




2 comentarios:

  1. Arriba Clint, eso sí que es un hombre y no las mamarrachas de ahora!!!

    ResponderEliminar
  2. Siempre me gustará Clint E.

    ResponderEliminar