viernes, 24 de enero de 2014

Sara, la Leyenda



Tentada estuve de escribir esta entrada cuando nos dijo hasta luego la Manchega, casi por sorpresa, de forma descarada e insolente. Como sólo ella sabía hacerlo.

Dicen que el tiempo se encarga de poner las cosas en su sitio, y, la verdad es que sólo meses después Sara ya es leyenda y no importa nada más.

Y es que en España hemos tenido un poco de todo, mujeres con talento; actrices buenas y malas que con desigual fortuna hicieron su carrera en el cine, la música o ambos. 


Sara Montiel hubo sólo una, la artista y la mujer. Una mujer de carne y hueso, alejada de sus éxitos pero indiscutiblemente atada a ellos.


Fue musa de muchos. Excéntrica- a veces - Divina otras y Diva siempre. 


En su papel más apasionante, el de su propia vida hubo un poco de todo pero fue escrito con su personal letra, con su arte, su estilo y su toque único. Y siempre fiel a sí misma. Lo demás no importa.


Sus películas, sus canciones, su belleza perdurarán. Sara ya es eterna.

Un beso. Lola






2 comentarios:

  1. Muy acertado el post para recordarla. Me gusta :)

    Cris R.

    ResponderEliminar